Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Cuento

El Bototo

Allí estaba el bototo sentado frente al basural, bajo el sol de las dos de la tarde, con la boca abierta, destachuelada, tratando quizás, de respirar un poco de aire puro .O tal vez, predicando o mejor aún, orando o cantando.
A pesar de estar llenos de barro adherido a su cuero desde ya hace mucho tiempo., sin cordones con sus suela más que rota.Tenía cierto aire de vecino sentado frente al portal de su casa, viendo desfilar la vida de su barrio. Sea como sea allí estaba el bototo al frente de latas vacías, huesos, papeles sucios, ramas y hojas de árboles, pedazos de vidrios de todos colores, deshechos... en fin.

Hasta sus oídos llegaban las imprecaciones desde una cancha cercana, donde unos muchachones jugaban un encarnizado partido de futbol. ¿Cómo habia venido a dar nuestro bototo al basural del barrio? Sencillamente el no lo recordaba. Allá en la profundidad de su suela destaconada, veía entre sombras un hermano igual a él, caminando juntos por distintos lugares, felices bajo la lluvia. Si, eso lo recordaba muy bien. Siempre caminaban en días de lluvia. Recordaba también como lo miraban los otros zapatos cuando se juntaban en el bus, en la calle o en el cine. Parecian admirarlo por la forma respetuosa en que lo saludaban y por la felicidad que esto le producía.

El Bototo
Pedro LLahuecuy
La Enfermera
PUBLICACIONES
© JORGE YAÑEZ CHILE 2012.Ultima modificación: 08-May-2014 11:55
Inicio Obra poética musical Poetas que ha interpretado Cantando con sus amigos Grandes Temáticas Actuación Mapa Contacto